Viajar entre Sabana Centro y Bogotá: un malestar regional

Uno de los mayores dolores de cabeza para los habitantes de Sabana Centro es viajar entre su municipio y Bogotá, situación diaria para cerca del 60% de los residentes de la región, según señala el capítulo de movilidad del Informe de Calidad de Vida 2018 de Sabana Centro Cómo Vamos, dado a conocer el pasado 28 de noviembre. De acuerdo con el Informe, los habitantes de la Sabana gastan un promedio de 90 minutos por trayecto en sus desplazamientos a Bogotá, tiempo que puede llegar a superar las 2 horas dependiendo del municipio de origen y estado del tránsito.

Una de las causas de esta problemática es la disparidad de crecimiento entre Bogotá y la región. Mientras que Sabana Centro en los últimos 13 años ha tenido un incremento demográfico del 38,3% este mismo indicador en Bogotá apenas llega al 8.4%. Para Juan Carlos Camelo, director del observatorio, la congestión y dificultades de conectividad con Bogotá se deben en parte a que: “Aunque hay gente de Bogotá que viene a vivir acá, sigue teniendo su lugar de trabajo o estudio en la capital y exige transporte” – dijo en entrevista con El Tiempo.

La movilidad entre Sabana Centro y Bogotá se ha convertido en un tema central en la agenda de los habitantes de la región y la capital. En nuestro Diálogo de Candidatos con los aspirantes a la Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca, todos los candidatos coincidieron en afirmar que la conectividad con la capital debe ser prioridad para las próximas administraciones. En el evento, la hoy alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, afirmó que está de acuerdo con la ampliación de la Autopista Norte para aliviar la movilidad y anunció que buscará formas de financiación de la obra con la Nación y Cundinamarca para no aumentar el peaje. El gobernador electo, Nicolás García, también hizo énfasis en la importancia de la conectividad Bogotá-Sabana, declarando que su primera acción una vez posesionado será dar inicio al Regiotram de Occidente y que su administración dejará todo listo para contratar la obra del Tren del Norte.    

Recientemente, el periódico El Tiempo publicó una nota titulada El drama de transportarse entre Bogotá y Sabana Centro”, donde reportaba que los habitantes de los municipios destinan cerca de $250.000 al mes sólo en transportes hasta la capital. En esta publicación, Camelo afirmó que para la movilidad de Sabana Centro “necesitamos soluciones de largo plazo. No se trata solo de ampliar la autopista Norte o la carrera 7ª. Hay que apostar por un cambio estructural: más vías, más conexiones (como la que podría haber con la extensión de la avenida Boyacá y la construcción de la ALO) y la implementación de un sistema masivo de transporte que desatore. El Tren del Norte sí es una solución efectiva”.

Aunque las obras de ampliación de la Autopista a cargo de la concesión Accenorte continúan avanzando, esta mejora no representa una solución definitiva, pues únicamente desplaza el trancón al tramo al Sur del peaje, en jurisdicción de Bogotá, que todavía no ha sido intervenido y sigue en veremos. Una vez más, queda de manifiesto la necesidad de buscar una solución regional, incluso nacional, para dar respuesta a este malestar que amenaza la productividad a largo plazo de la región más competitiva del país.